info@quirosfisio.com
910 268 074 / 649 558 662
Lunes-Viernes: 9h - 22h, Sábado: 10h - 14h
EL ESTRÉS AFECTA A NUESTRO CUERPO Previous item La práctica del esquí... Next item FISIOTERAPIA Y PREVENCIÓN...

EL ESTRÉS AFECTA A NUESTRO CUERPO

El ritmo que llevamos hoy en día provoca en el ser humano tanto problemas psíquicos como físicos. La dificultad para conciliar trabajo y familia, hace que nuestra vida sea más estresante. Vamos a destacar hoy en nuestro artículo los síntomas físicos que nos ocasiona el estrés, entre otros: dolor de espalda, tensión muscular que puede causar contracturas y dolor, músculos entumecidos, mareos, problemas al respirar, etc.

La tensión muscular derivada del estrés provoca que los nervios se encuentren más rígidos y éstos, a su vez, contraen los músculos y comprimen las vértebras. El estrés muscular se presenta cuando la carga o la tensión que resiste determinada zona del cuerpo es superada por diversas causas; lo que puede ocasionar a la larga, una lesión o inmovilización temporal o permanente.

La fisioterapia es una herramienta de gran ayuda para mejorar los síntomas del estrés.
Es muy recomendable cuando vemos que los dolores que sufrimos persisten en el tiempo, acudir al fisioterapeuta y contarle la situación que vivimos y los dolores que sufrimos. Así, se podrá dar un buen diagnóstico y combatir las patologías ocasionadas por el estrés a través de: masajes, movilizaciones, ejercicios específicos, etc.
Gracias al tratamiento llevado a cabo por el fisioterapeuta, se irá liberando de las cargas del estrés e irá sintiéndose mejor.

También la práctica del pilates, como ya comentamos en artículos anteriores, proporciona unas técnicas de relajación y estiramientos muy beneficiosos para paliar el estrés y las lesiones en el aparato músculo- esquelético.

¿Qué acciones pueden provocar lesiones?

  1. Realizar un ejercicio de manera incorrecta.
  2. Estrés laboral. Donde por ejemplo la persona tiene una actividad profesional detrás de un monitor, condición que le produce una mala postura.
  3. Empujar o arrastrar un objeto que sobrepasa nuestra fuerza.
  4. Antigua lesión.Ésta si no fue tratada correctamente puede generar presión contralateral delmúsculo dañado.
  5. Mal uso del zapato.Sobre todo cuando se habla del empleo del calzado bajo durante muchas horas. Sobre todo lo que se refiere al tendón de la planta del pie que también puede sufrir de estrés muscular.

Así, cada área del cuerpo puede presentar un estrés que si no se trata puede llevar a una lesión de columna, de cadera, un desgaste articular precoz e incluso llegar a una incapacidad para mover la zona o miembro afectado.

En nuestra clínica vemos casos muy recurrentes de cervicalgias (dolores de cuello) acompañados de mareos y/o dolores de cabeza debidos al aumento de la tensión muscular y bloqueo articular que provoca el estrés en el cuello u otras regiones corporales. Músculos como los escalenos o el diafragma (implicados en la respiración) casi siempre entrarán en disfunción en casos de estrés y provocarán dificultad respiratoria, dolores de espalda y dolores de cuello. La musculatura que inserta en la zona suboccipital (zona nucal) también representa una gran incidencia en los casos de estrés y dolor cervical.

El correcto abordaje de estos puntos clave nos permitirá solventar gran parte de la sintomatología de los pacientes, haciéndoles mejorar su calidad de vida y disminuyendo su estrés directamente proporcional a la disminución del dolor.

No conviene olvidar que “ el sistema muscular es el fiel reflejo del estado de nuestro sistema nervioso” y por tanto habrá que prestarle especial atención como medio de aviso anticipatorio de una lesión o patología más grave.

 

Es necesario parar un momento y prestarse atención.

¡Cuida tu cuerpo! vive una vida saludable.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *